Pita de bacalao y naranja

Comenzamos semana y no se si esta será heladora o solamente fría. Porque llevamos unos días que vamos, se nota que es invierno!!! Nieva, sí pero no tiene fuerza y yo quiero que nieve pero bien, para poder ponerme las botas, salir a la calle, dejar huella, hacer un muñeco y ver la cara de Samu ante todo esto, pero parece que de momento sólo nos toca el frío, esos grados bajo cero que se te meten en el cuerpo y te hacen estar cabreada todo el día.


Así que hoy para empezar bien la semana propongo un bocata para cenar, lleno de color y de alegría, con sabores un poco exóticos, naranja que su vitamina C nos ayuda a evitar los catarros y además de todo esto está brutal. Además he utilizado pan de pita integral, por variar y hacerlo un poco más sano?? Y de relleno pescado, en este caso bacalao. Si con esto aún no te he convencido mira a ver la pita, apetece o no??


INGREDIENTES (2p):
  • 2 pan de pita (yo he puesto integral)
  • 1 tomate
  • 1 - 2 hojas de lechuga
  • 1 naranja
  • 1/2 cebolleta
  • 200 gr bacalao fresco o desalado

Salsa de yogur al curry y naranja:
  • 1 yogur griego
  • 1 cta de curry en polvo
  • 1/2 cta pimentón picante
  • pizca de sal
  • hojas de cilantro
  • chorrito de zumo de naranja

PREPARACIÓN:
Comenzamos preparando el bacalao para ello le ponemos a escaldar unos minutos en agua hirviendo con un chorro de leche (Si el bacalao es fresco salar) Escurrimos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Sacamos las lascas y reservamos.

Pelamos la naranja y sacamos los gajos a lo vivo (sin nada blanco). También cortamos el tomate el rodajas, la lechuga en tiras y la cebollleta.

Preparamos la salsa de yogur, para ello mezclamos en un cuenco el yogur, con el curry, sal, pimentón, unas hojas de cilantro picado, y escurrimos el zumo de la naranja al sacar los gajos. Mezclamos bien.

Montamos la pita, para ello calentamos en pan en una sartén a fuego fuerte un par de minutos por ambos lados con cuidado de no quemar. Abrimos y rellenamos con los ingredientes.
Listo.


Tarta manzana y caramelo. La del cumple de mamá

Jooo soy lo peor, si es que no me da el día, ni la semana ni ná. Con todo lo que tengo que hacer y es que al final del día termino tan reventada que si pienso como ha ido el día me quedo corta y siempre he dejado algo por hacer. Y encima para más inri lo del accidente que me siento superinútil, tengo unas ganas de terminar con la rehabilitación y hacer vida "normal".


Bueno cambiando de tema, os presento la tarta del cumple de mi madre, fue hace un par de meses pero es que entre unas cosas y otras no encontraba el momento de mostrarla. Porque con la navidad pues hay que poner cosas de navidad, lo que toca toca. Pero ya acabó y como esta es tan buena ocasión como otra, os dejo esta pedazo tarta. Está impresionante, pese a ser de caramelo no es excesivamente dulce.

La idea me surgió porque un día comentaba mi madre que el sabor, el dulce que más le gustaba de pequeña eran las manzanas de caramelo de la feria. Por lo que tomé nota mental para cuando la ocasión lo recurriese. Asi que cuando ví en el blog The Ssweetest Taste una tarta de manzana y caramelo ni me lo pensé. Esa iba a ser su tarta de cumple, la combinación de sabores y el color me pareció estupendo.



INGREDIENTES (3 moldes de 15cm o 2 de 18cm):
Bizcocho:
  • 200 ml aceite suave
  • 100 gr azúcar moreno
  • 100 gr azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 1 yogur griego
  • 200 gr harina
  • 2 ctas levadura
  • 1/2 cta canela
  • 2 manzanas cortadas en dados

Salsa caramelo:
  • 190 gr azúcar blanco
  • 85 gr mantequilla sin sal
  • 150 ml nata montar

Crema:
  • 4 claras
  • 200 gr azúcar blanco
  • 315 gr mantequilla
  • 6 -8 cdas salsa caramelo


PREPARACIÓN:
Preparamos la salsa de caramelo para que cuando la utilicemos ya esté fria.
Para ello calentamos las nata en un cazo hasta hervir. En otro cazo ponemos el azúcar al fuego medio hasta que se derrita y empezamos a mover para que no se pegue, cuando comience a coger un tono ambar retiramos del fuego. Añadimos la nata con mucho cuidado porque salpicará y mezclamos bien.
Añadimos la mantequilla y volvemos a poner al fuego un par de minutos hasta que esté todo bien integrado evitando que hierba.
Reservamos en un bol y tapamos con papel film para que no forme costra.

Ahora nos ponemos con el bizcocho lo primero tamizar la harina con la levadura y canela.
Ponemos en la batidora el aceite y los azúcares y batimos hasta que estén bien integrados, después incorporamos los huevos uno a uno y el yogur, mezclamos bien. Añadimos la harina y batimos a velocidad baja para conseguir una masa homogenea.
Ahora añadimos la manzana pelada y cortada en dados, mezclamos bien.
Vertemos sobre los moldes previamente engrasados e introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante 25 - 30 minutos.

Pasado el tiempo dejamos enfriar totalmente.

Para la crema: Ponemos las claras con el azúcar al baño maria moviendo con cuidado hasta que se disuelva el azúcar y evitando que se cuajen las claras.
Después pasamos a la batidora y la ponemos a funcionar hasta conseguir un merengue con picos, agregamos la mantequilla y batimos unos 10 minutos a velocidad máxima. Añadimos el caramleo frio y volvemos a batir.

Montamos la tarta comenzamos poniendo un bizcocho y alternando con crema, cubrimos y decoramos al gusto.


Galletas de papilla

La receta que traigo hoy es para los peques, pero los más peques de la casa. Y para ayudar a las madres que andan desesperadas o que necesitan una ayuda para aprovechar cereales.
Todo surgió cuando me niño, empezó que no quería más bibe con cereales ni para desayunar ni para cenar, que con una año se veía mayor (eso es pensamiento mio), pues a desayunar papilla y con 13- 14 meses dijo que no tomaba más papilla y eso que le daba unos cereales tipo de mayor, que tienen cachitos, pero nada, daba un manotazo y diciendo No bien clarito de palabra y con la cabeza, él quería galletas maría como los mayores.
La cuestión es que me quedaban bolsas de cereales abiertas y no es plan de tirar, por lo que mi cabeza llegó a la conclusión de prepararle unas galletas "especiales" para él, con sus cereales y su leche. Y triunfó, éxito total. Le encantan, de hecho como saben donde están guardadas muchas veces me señala el armario diciendo Tata (osea galleta en idioma de Samuel)
Ahora estoy tranquila porque toma sus cereales a la forma que a él le gustan en ... galleta. Probad y me decís.
A veces le pongo pepitas de chocolate, probaré con cachitos de alguna fruta blanda, como pera, plátano...


INGREDIENTES (unas 30):
  • 60 gr mantequilla temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 50 gr azúcar
  • 75 gr cereales en polvo (8 cerales)
  • 50 gr cereales "desayuno" con fruta
  • 40 gr harina
  • 1/2 cta levadura
  • 1 cta vainilla
  • 100 ml leche (Tipo 2 ó 3, o entera)
  • pepitas de chocolate

PREPARACIÓN:
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien integrado, después añadimos el huevo.
Después añadimos la harina tamizada con la levadura y mezclamos. Ahora alternamos los cereales con la leche y vainilla. Mezclamos bien hasta tener una masa homogénea. Se pueden añadir ahora pepitas de chocolate, esto es opcional o separar la masa y ponerla solo en la mitad.

En una bandeja de horno ponemos papel o silpat y vamos colocando porciones de masa que cogemos con una cucharilla y damos un poco de forma de galleta.
Introducimos en el horno precalentado a180º C durante 12 - 14 minutos. Dejamos enfriar en rejilla.


Tiramisú de limón

Bueno pues ya terminó todo, dejamos los turrones, langostinos, adornos, regalos y demás. Ya toca la vuelta a la normalidad, el apuntarse al gimnasio, dejar de fumar, la dieta y no se cuantos propósitos más que se suelen hacer al comienzo de año.
Como seguramente esteis un poco  hartas de tanto dulce os propongo para este primer finde de normalidad un postre agridulce. Me encanta el limón, no se porqué ya que con lo golosa que soy no es un sabor muy dulce que digamos pero es así, rara que es una. Asi que cuando en la Degustabox de este mes vi el bote de Solimón, pensé que guay!! Esto de tener zumo de limón recién exprimido es una gozada, porque normalmente compro limones para alguna receta, compro de más y luego se me ponen malos, pero así tengo el problema resuelto.


Si tu también quieres recibir tu cajita sorpresa en casa es tan fácil como pasarte por su web el precio es de 14.99€ incluyendo los gastos de envio pero si pones el siguiente código 8XZWK te saldrá la primera a 9.99€, mucho mejor, o no??



También me ha hecho especial ilusión ver unas galletas de Gullón porque son de mi tierra, palentinas, de la tierra de los mejores cereales y por tanto cuna de las mejores galletas (Sin ofender a nadie)
Bueno sigo con el postre que hoy nos concierne facíl de hacer y de comer; dulce y acidillo aunque se le puede poner un poco más de azúcar y listo.
Además en vaso, para tomar de forma individual, me encantan los postres en vasitos, de hecho si dais una vuelta por aquí encontrareis varias propuestas.
Lo llamé tiramisú aunque no lleve café pero si mascarpone, es un guiño a la canción de Sabina del mismo titulo y para arrancar con energía el año lleno de positivismo ya que la última frase de la canción es: "Que sepas que el final no empieza hoy"



INGREDIENTES (4 p):
Lemon curd:
  • 125 gr de azúcar
  • 90 ml zumo de limón Solimón
  • 60 gr mantequilla
  • 2 huevos L
  • ralladura de un limón
Base:
  • 8 bizcochos de soletilla
  • 3 cdas zumo limón Solimón
  • 50 ml limoncello
  • 1/2 cda azúcar glass
Crema de mascarpone
  • 250 gr queso mascarpone
  • 2 cdas azúcar glass
  • ralladura de un limón
  • 1 cta extracto de vainilla
  • 50 ml leche evaporada
  • 1/2 cda zumo limón Solimón

PREPARACIÓN:
Lo primero que debemos tener hecho es el Lemon curd, una crema exquisita que nos sirve para un montón de postres. Se puede comprar hecha pero como la casera no hay nada.
Comenzamos poniendo en un recipiente el zumo de limón, la ralladura y el azúcar, lo calentamos al baño maría. Removemos para ayudar a que el azúcar se disuelva. Cuando este ocurra añadimos la mantequilla cortada en dados. Removemos bien hasta que se derrita y se mezcle bien con el resto de ingredientes.
Después agregamos los huevos batidos a la mezcla sin dejar de remover para evitar que se cuaje lo que estropearía la crema. Y poco a poco va espesando, la textura adecuada es de crema. Para comprobar mojamos una cuchara y retiramos con el dedo, si no existe entonces está listo.
Llenamos un tarro de cristal esterilizado cerramos y ponemos boca a bajo, lo dejamos enfriar hasta el día siguiente.

Nos ponemos ahora con la crema de mascarpone, en un cuenco ponemos el queso junto con el azúcar y mezclamos, después le agregamos la ralladura de un limón y la vainilla, volvemos a mezclar para que se integre todo.
Ahora ya nos queda verter la leche evaporada que mezclaremos bien, lo que hará que la crema se aligere y después el zumo. Una vez bien mezclado ya tenemos lista la crema.

Preparamos una mezcla en un cuenco con el zumo de limón, el limoncello y el azúcar glass con el que emborracharemos los bizcochos.
en cada vaso ponemos un par de bizcochos que cortamos para que entren bien y mojamos con el la mezcla de limón, aplastamos con los dedos para asegurarnos que están bien empapados y que cubre la base.
Ahora ponemos un par de cucharadas de lemon curd ya bien frio, cubriendo la base de bizcocho, la cantidad al gusto. Y terminamos con una capa de crema.



Bundt cake de Reyes

Si, si has leido bien, hoy pese a que todos están preparando roscones yo estoy en plan vago, además que no puedo mucho y he decidido hacer un invento. Un bundt  cake con sabor a roscon. Más cómodo y rápido de preparar, ya se que no es lo mismo, pero la casa huele a azahar, a naranja, a bollo... y da el pego.
Si esta noche dejas junto con los zapatos un vasito de leche, una copa de coñac y un trozo de este bizcocho seguro que los Reyes no pasan de largo por muy malvados que hayais sido.


Este es mi plan para esta noche, por la tarde tengo fisio, pero luego iremos con el peque a ver su primera cabalgata, ya que el año pasado era tan chiquitin que no se iba a enterar, y después limpiar zapatos, y preparar la mesa para que sus Majestades nos traigan algo bonito y si no, al menos se van con un buen sabor de boca.


INGREDIENTES:
Bundt Cake:

  • 250 gr mantequilla
  • 230 gr azúcar
  • 4 huevos L
  • 2'5 cdas agua azahar
  • 2 cdas leche
  • 250 gr harina con levadura
  • 160 gr frutas escarchadas picadas
  • pizca de sal
  • ralladura de una naranja
  • ralladura de un limón

Glaseado:

  • 100 gr azúcar glass
  • ralladura de 1/2 naranja
  • ralladura de 1/2 limón
  • 1/2 cda de agua de azahar
  • 2 cdas zumo de naranja


PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 180ºC
Tamizamos la harina con la sal
A parte batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que blanquee. Añadimos las ralladuras y mezclamos.
Es el momento de incorporar los huevos, lo haremos de uno en uno, hasta que no esté el primero bien integrado no añadimos otro, bajando la velocidad.
Añadimos la leche y agua de azahar. Después la harina de tres veces.
Por último incorporamos la fruta escarchada enharinada con ayuda de una espátula.
Volcamos la masa en un molde engrasado e introducimos en el horno 45 -50 minutos hasta que al pinchar nos salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre rejilla 10 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar totalmente.

Preparamos el glaseado que verteremos una vez que esté el bizcocho frio, para ello en un cuenco ponemos el azúcar y añadimos el zumo, mezclando para tener una crema de textura de miel, añadimos el agua de azahar y las ralladuras. Se puede agregar más azúcar o más líquido hasta tener la consistencia que más nos guste.
Vertemos sobre el bizcocho.


Pastel Red Velvet Inteligente

Bueno pues casi sin darnos cuenta estamos a las puertas de un nuevo año. Esta noche decimos adios al 2014, para mucha gente puede que haya sido un año más para otros puede ser un año especial. Para mi ha habido de todo, alegrias ya que he sido tia de nuevo de una muñeca, he conocido personalmente a blogueros que seguia y ha sido todo un placer como por ejemplo ir a Gijón a Aliter Dulcia con la encantadora Isabel. Y otros momentos más díficiles ya que he terminado un poco accidentada junto con mi padre aunque al menos estamos bien, siempre hay que buscar el lado positivo.
Un año que da para mucho y gastronomicamente hablando es dulce, salado, picante... Espero que 2015 sea mucho mejor, de hecho no se porqué pero los años impares son para mi mejores.


Bueno cambiando hoy por ser la última noche dicen que hay que ponerse algo rojo, pisar con el pie derecho en el suelo mientras comes la última uva, poner una maleta en la puerta y no se cuantas cosas más para atraer la suerte, los viajes, el amor,.. Yo como buena brujita hago muchas de ellas, puede que sean chorradas, peroo ¿y lo bien que lo pasamos? que parece que estamos jugando al twister.

Hoy traigo un pastel para esta noche muy bueno, muchos lo conocereis, el pastel inteligente pero yo le he vestido para la ocasión y cómo no es ROJO. Está bien rico y es una buena alternativa a los dulces navideños tradicionales.


INGREDIENTES (molde 20x20):
  • 4 huevos
  • 500 ml leche tibia
  • 125 gr  mantequilla derretida y fria
  • 180 gr azúcar
  • 115 gr harina
  • 1 cta cacao en polvo puro
  • 1 cda vainilla
  • 1 cda emulsion red velvet (o colorante rojo)

PREPARACIÓN:
Separamos las yemas de las claras en cuencos aparte.
Mezclamos la leche con la vainilla y el colorante. Reservamos.
Batimos las yemas junto con el azúcar hasta que doble su volumen. Después incoporamos la mantequilla y mezclamos bien. Ahora añadimos la mezcla de leche y mezclamos bien. Por último la harina que hemos tamizado con el cacao.
Ahora es el momento de batir las claras a punto de nieve e incorporarlo a la mezcla con movimientos envolventes.
La masa es muy muy líquida, la vertemos en el molde previamente engrasado.
Introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante 10 minutos, luego bajamos el calor a 160ºC y lo tenderemos unos 40 minutos más.
Pasado el tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar totalmente antes de desmoldar. Si lo dejamos enfriar y ponemos una hora en nevera quedrá aún mejor.




Risotto de trigueros y tomate

Si pensamos en unos colores que identifiquen la navidad seguramente nos vienen dos claramente a la cabeza: Rojo y Verde. Y esa ha sido la idea para preparar este rico y rápido risotto. El rojo del tomate y el verde de los trigueros, dos colores y dos ingredientes que se unen a la perfección. Receta vegetariana que puede ser una buena alternativa como menú si en vuestra familia hay quienes tienen este tipo de alimentación. En mi casa hay dos y llega un momento que ya no sabes que hacer para sorprender. Es un plato vistoso por el colorido y originalidad, alternativa estupenda para celebrar por ejemplo la salida de año, con la pasión con la que queremos tener un buen año que nos viene reflejado en el rojo y la esperanza de que la cosa mejore será el verde.


INGREDIENTES:
  • 200 gr arroz
  • 400 gr tomate maduro (o de lata)
  • 400 ml agua
  • 3 dientes de ajo
  • 4 hojas de albahaca
  • 100 gr esparragos trigueros
  • 100 gr ajetes tiernos
  • 1/2 cebolla
  • 50 ml vino blanco
  • sal
  • aceite AOVE
  • 25 gr de mantequilla
  • 25 gr parmesano

PREPARACIÓN:
Primero preparamos el caldo, para ello en un vaso batidor los tomate limpios, los 3 dientes de ajo, la albahaca, sal, chorrito de aceite y agua. Y batimos bien, después lo colamos y lo ponemos en un cazo al fuego.

Comenzamos con el risotto, para ello en una sartén ancha ponemos aceite y a pochar la cebolla troceada, después incorporamos los ajetes que hemos troceado en pequeños trozos al igual que los espárragos. Cuando estén ya pochados añadimos el arroz, que mezclaremos bien, le rociamos el vino blanco y removemos hasta que se evapore el vino. En ese momento comenzamos a verter caldo de tomate caliente mientras removemos, agregamos en unas 3 ocasiones y en la última añadimos la mantequilla y el parmesano. Estará listo en unos 15 minutos