Raviolis de calabacin y salmón

Me encantan las ensaladas y creo que cualquier época del año es momento oportuno para degustarla. Lo ideal es adaptarse a los productos de temporada y a la ocasión. En épocas navideñas comer una ensalada como primer plato en casa nos encanta, es algo más o menos ligero y que admite un montón de ingredientes, luego está ya un poco más la creatividad o lo que se quiera liar uno. Este creo que es el cuarto año que propongo este tipo de plato para Navidad, siempre intento elegir ingredientes un poco más festivos y el resultado siempre es bueno.

Esta vez he intentado hacer unos raviolis falsos de salmón y calabacín, coloroes y sabores que combinan muy bien. El resultado es vistoso, apetecible y contuntende.


INGREDIENTES (2 p):
  • 200 gr salmón ahumado en filetes (4 filetes)
  • 1 calabacin pequeño
  • 100 gr queso crema
  • 2 cdas puerro picado
  • 1/2 mango
  • Lechugas variadas
  • Sal y pimienta
Aliño:
  • 2 cdas aceite AOVE
  • 1 cda vinagre módena
  • 1 cta zumo de limón
  • 2 cdas relleno

PREPARACIÓN:

Cojemos los filetes de salmón y cortamos en rectángulos, vamos a necesitar 2 por cada ravioli. Reservamos el resto que picaremos fino.
Cortamos láminas de calabacin con la ayuda de un pelador o mandolina, que queden finos.
Escaldamos unos 30 segundos en agua hirviendo con sal, escurrimos y reservamos.

Preparamos el relleno, para ello en un cuenco mezclamos el queso crema con el puerro picado. Después agregamos el salmón picado, también añadiremos 1/4 de mango bien picadito y salpimentamos.

Para preparar los raviolis disponemos dos rectangulos de salón en forma de cruz y en la intersección ponemos una porción de relleno. Lo mismo con los de calabacín.

En una fuente colocamos una base de lechugas y disponemos un ravioli de salmón y otro de calabacín. Se pueden poner más todo dependerá del tamaño, los que he preparado sería de unos 3 cm de ancho (la próxima vez intentaré hacerles más pequeños). Añadimos unos dados de mango y aliñamos

Para el aliño mezclaremos aceite, vinagre, limón, y un par de cucharadas del relleno.



Anchoas marinadas a la sidra

Ya he contado en muchas ocasiones que me encantan el tapeo, los pinchos, la comida de bocado. De hecho muchas veces en casa en lugar de comida hacemos un vermut largo. La mesa parece un buffet con bandejas de canapés, embutido, queso, pinchos variados. De hecho la comida de Navidad consiste en eso. Canapés que prepara mi padre y que parecen de profesional (he visto pastelerias que venden canapés por encargo y no llegan al nivel del Sr Juanito), además de fiambres y embutido selecto. Y después lechazo o bacalao que habrá sobrado en la cena.


La idea de hoy es de Arzak, una de los grandes chefs españoles y al que debemos agradecer muchas recetas que hacemos en casa, de hecho el pastel de cabracho es invención suya.
Bueno lo dicho, la idea es la base de las anchoas o boquerones al ajillo pero con toque de sidra, vamos a parte del cava o champán, no hay nada más navideño en bebidas que la sidra. Asi que cuando en la Degustabox de este més ví una sidra artesanal The Good Cider de Jai Alai elebaorado a partir de fruta fresca, que por cierto, para hacer esta receta he gastado varias botellitas, porque abrí una para el marinado, la probé antes, y al final tuve que abrir otra porque me la bebí (son botellitas de 25cl). Está buenísima!!!


Si quieres tener un descuento en tu primera caja Degustabox y pagar 9,99 € en lugar de los 14,99€ habituales solo debes introducir el siguiente código O3ZCS , Recibir la caja todos los meses es como si fuese Navidad con el regalo de reyes, y esta además está pensada totalmente en ambiente navideño: Galletas de mantequilla inglesas Walkers Shortbread,  Valor y sus chocolates que siempre son un gran regalo, o las nuevas mermeladas de Hero para ser un gran chef


INGREDIENTES:
  • 250 gr de anchoas
Para el macerado:
  • 1/2 cucharadita de ajo picado
  • 1/2 cucharadita de pimiento verde picado
  • 50 ml vinagre de sidra
  • 125 ml sidra (Cider Jai Alai)
  • 25 ml agua
  • 1/2 cucharadita de pulpa de maracuyá o zumo de limón
Para la vinagreta:

  • 50 ml AOVE
  • 3 guindillas dulces en vinagre
  • 15 gr coco rallado
  • perejil picado
  • Sal gorda y fina
  • Tortillas de  trigo o maiz
  • Mermelada de tomate (Ver aqui)

PREPARACIÓN:
Lo primero es limpiar las anchoas de cabeza, tripas y espinas. Dejamos solo los lomos.
Cojemos un papel de horno si es una pieza los cortamos en cuatro, cogemos uno y sobre él vamos colocando los lomos limpios, cuando esté lleno cubrimos con otro papel y repetimos la operación hasta terminar con todos los lomos terminando con papel. Metemos en una bolsa de congelación y al congelador al menos 24 horas. Asi evitamos problemas.

Una vez descongeladas ponemos en un cuenco y cubrimos con sal gorda en su totalidad. Dejamos así 3 horas. Pasado el tiempo vemos como han endurecido, han soltado agua. Las limpiamos bien para quitar la sal.
Preparamos el macerado en un cuenco amplio donde mezclamos el ajo, pimiento muy bien picadito, vinagre, sidra, agua y el maracuyá o limón. Introducimos las anchoas ya limpias y sazonadas. Y dejamos de 3 a 5 horas en lugar fresco, lo mejor, a la nevera.

Cuando  ya ha pasado el tiempo sacamos las anchoas de la marinada. Y vamos a preparar una vinagreta de acompañamiento.
La vinagreta la hacemos con 2 cucharadas vinagre, aceite y las guindillas. Por último incorporamos el coco, perejil y sal fina. Este aliño será justo en el momento de servir.

Para presentar cortamos las tortillas en rectángulo pasadas por la sartén con un poco de aceite Colocamos unas anchoas cortadas a la mitad con un poco de mermelada (la receta original no lo llevaba) y la vinagreta.



Lasaña de boletus y trigueros

Bueno, pues creo que voy a dar el pistoletazo de salida a la Navidad, normalmente el belén (el mio de playmobil) y demás decoraciones navideñas siempre lo ponemos el día de la Inmaculada. Es una tradición porque en casa siempre se hacía ese día, supongo que al ser fiesta siempre es más fácil y además como antes era el día de la madre (bueno hace muchos años) era una forma de celebrarlo, decorando la casa todos juntos.


Hoy propongo una receta de pasta, porque me encanta y además da mucho juego. De hecho puede ser una receta de todos los días o de fiesta, sólo depende de los ingredientes que le quieras poner.
Esta lasaña la podemos considerar casi de fiesta, con las setas, trigueros y jamoncito del bueno. Además se puede dejar prácticamente hecha y sacar del horno en el último momento, por lo que la persona encargada de la cocina no se  pierde la fiesta.



INGREDIENTES (2p):
  • 6 placas de canelones
  • 3 lonchas de jamón
  • 60 gr espárragos verdes o trigueros
  • 250 gr boletus (u otra seta)
  • 2 clavos de olor
  • tomillo
  • romero
  • cayena en polvo
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 puerro
  • 2 cdas de harina
  • 250 ml leche
  • AOVE
  • sal
  • azúcar
  • nuez moscada
  • parmesano

PREPARACIÓN:
Lo primero vamos a secar jamón para que nos de un crujiente.
Ponemos dos lonchas de jamón entre papel absorbente en un plato y ponemos en el microondas 1 minutos (mejor hacer pruebas cada 30 sg para ver si está al punto que queremos y evitamos que se nos queme)
Lo primero es cortar las verduras, lo haremos todas ellas en juliana, los trigueros si son pequeños les dejamos tal cual si son mas gordos les haremos tiras. Las setas yo las he cortado con mandolina, de esta forma me han quedado muy bien cortadito en tiras.

En una sartén ponemos un chorro de aceite y los clavos de olor, después añadimos la cebolla con una cucharadita de azúcar a pochar, agregamos el puerro y dejamos cocinar unos minutos, incorporamos los esparragos y por último los boletus. Sazonamos y agregamos un poco de cayena en polvo, tomillo y romero, al gusto. Esto nos dará un olor a campo increible. Y la loncha de jamón que quedaba hecha daditos también se agrega. Rectificamos de sal.

Como yo he usado placas de canelon precocidas, las introduzco en agua caliente (no hirviendo) durante unos 15 - 20 minutos.
Mientras preparamos la bechamel, para ello en una sartén ponemos un poco de aceite y cortamos un poco de cebolla en pequeños cachitos, la pochamos y después incorporamos la harina que cocinaremos, vamos añadiendo la leche sin dejar de remover para que no forme grumos, como es para napar necesitamos una bechamel ligera. Sazonamos y ponemos nuez moscada.

Una vez listas las placas, las ponemos en un paño a secar.
Montamos el plato.
Ponemos una capita de bechamel, lo que hará de pegamento, luego placa de pasta, cubrimos con las setas y verduras, una capa de bechamel, otra placa, de nuevo setas, bechamel y placa cubrimos con bechamel espolvoreamos queso rallado e introducimos en el horno precalentado a 200ºC durante unos 6 minutos y luego 2 de gratinador.


Al servir espolvoreamos el crujiente de jamón hecho cachitos.




Raviolis crujientes con salsa de chili dulce

Ya estamos en diciembre en muchos blogs y sobre todo por las calles ya se ha puesto el modo Navidad On. Creo que cada vez se hace más pronto, yo en casa tenía por tradición hacerlo en el punto de la Constitución y hasta ese momento no pienso adornar la casa. Sí ya se que me queda nada, que el finde ya me toca, pero bueno he sacado una semana mínimo a muchos establecimientos.
Hoy os propongo una idea estupenda como picoteo y además que creo que va a dar mucho juego, y fácil a más no poder. Nos sirve de picoteo navideño?, pues sí! para cena con amigos? Genial, para una tarde de peli en casa? rápido y fácil.


Sirve tanto para vegetarianos como carnivoros, tan solo hay que variar el ravioli teniendo en cuenta que les hay con un montón de rellenos simplemente elegir el que más guste y al lio.
Otro cambio que se le puede dar en según la salsa que le pongas de acompañamiento, en este caso es una dulce de chili. la he conseguido en Caprichos Gourmet, no se si conocéis la tienda, está genial, con un envio super rápido, tienen de todo, vamos el mismo nombre lo dice todo te puedes encaprichar de cualquier cosa y todo es gourmet a muy buen precio.


INGREDIENTES:

  • 12 raviolis frescos (estos son de queso de cabra y tomate)
  • 5 cdas pan rallado
  • 3 cdas parmesano rallado
  • 1 cta orégano
  • 1 cta albahaca
  • 1 huevo
  • leche
  • aceite
  • Salsa dulce de chili 


PREPARACIÓN:
Preparamos lo que va a ser el rebozado en un bol o en una bolsa de congelado mezclamos el pan rallado, queso, oregano y albahaca.

En un cuenco ponemos un poco de leche (unos 50 ml) donde bañaremos unos segundos los raviolis antes de pasarles por la mezcla de pan después por huevo y de nuevo por el pan.

Ponemos aceite en una sartén y cuando esté caliente vamos friendo los raviolis por ambos lados para que queden crujientes.
Vamos sacando a un plato con papel absorvente y acompañamos con salsa, en este caso es una sweet chili sauce, para darle un toque picantillo pero podeir servirlo con la que más os guste.


Miniburguer de lentejas y boletus caramelizado

Preparando de nuevo las maletas, hace 15 días me iba a Madrid a la cena anual de Blogueros Cocineros (por cierto os lo tengo que contar porque fue genial), y esta tarde me voy al Escorial, bueno más concretamente al Centro el Espiritu del Bosque para un curso de setas impartido por Juan Carlos Menendez. ¿qué como he llegado a esto? Pues sencillamente porque hubo un concurso con recetas en las que los ingredientes fuesen del bosque y yo presente unas cuantas entre las que hoy os enseño y esta ha sido la ganadora.


La receta surgió sin una idea fija, y todo porque unos amigos me pasaron una receta de hamburguesa de lentejas, ya que triunfa entre su familia, también porque las lentejas son buenas y ecólogicas, ya os hable de ellos aquí. Bueno yo la he versionado a mi manera añadiendo más cosas. Y como tenía que acompañar la hamburguesa con algo, ya que me parecía un poco sosa pues al lio y salió este rico bocado.
Lo he preparado en tamaño mini, no sé igual porque como estaba viendo el Rey del Pincho presentado por mi paisano Ramón Arangüena pues tamaño pequeño, pero vamos que en grande pues se difrutará más aún.


INGREDIENTES:
Burguer de lentejas:
  • 200 gr lenteja verdina
  • 3 dientes de ajo
  • 15 hojas de cilantro
  • 4 hojas de albahaca
  • 4 tomates secos
  • 1/2 cebolleta fresca
  • sal

Crujiente de cebolla:
  • 1/2 cebolla
  • harina

Boletus caramelizado: Ver aquí
Panecillos de hamburguesa


PREPARACIÓN:
Para hacer las hamburguesas debemos dejar a remojo desde la noche anterior las lentejas.
Una vez listas las escurrimos bien y ponemos en un bol junto con todos los ingredientes bien picaditos. Después pasamos por la batidora a triturar para tener una pasta.

De la pasta vamos cogiendo porciones, le damos la forma de hamburguesa y que pasamos por harina, vamos poniendo en una sartén con aceite caliente a freir. Sacamos a un plato con papel para quitar el exceso de aceite.

Preparamos la cebolla crujiente (tipo Ikea), para ello la picamos en dados muy pequeñitos, enharinamos y pasamos por un colador para quitar el exceso de harina.
Ponemos aceite en una sartén y cuando esté bien caliente vamos echando la cebolla. Cuando esté dorada sacamos a un plato con papel. Tener cuidado que no se queme.

Montamos, abrimos los panecillos a la mitad, podemos poner salsa o no, eso al gusto. Colocamos en la base la hamburguesa, cubrimos con un poco de boletus caramelizados y después espolvoreamos la cebolla crujiente, tapamos y a comer.


Buen finde, ya os contaré la aventura.

Chocolate Carrok Cake (Tarta de zanahoria y chocolate)

Me acuerdo de esos años en los que no tenía el blog y mi casa no estaba invadida de moldes, cortadores, ingredientes raros... y bueno todo aquello que vas acumulando a lo largo de 5 años de blog. Y claro cuando era el cumple de alguien de la familia encargabámos siempre una tarta en la que es a nuestro gusto la mejor pasteleria de Palencia. Pero la cosa cambió y la pastelera oficial ahora es la Brujita.

Asi que el otro día (bueno hace justo un mes) fue el cumple de mi hermana me puse manos a la obra, antes le pregunté de que quería la tarta y su respuesta fué Chocolate, o queso. Y como siempre me gusta hacerle algo un poco especial, ya le preparé una con el bizcocho de calabacín pues se me ocurrió hacer una carrot cake pero chocolateada. Me pusé a mirar y había mas gente que había pensado lo mismo, y me decanté por esta de Food and Cook
Además como estamos en época de setas y a mi hermana le encanta la micología pues ahí la decoración. Un éxito tanto por dentro como por fuera. Creo que se va a convertir esta tarta en un clásico en la familia porque está Brutal.


INGREDIENTES (2 moldes de 20):
Bizcocho:
  • 340 gr zanahoria
  • 4 rodajas de piña en su jugo
  • 4 huevos
  • 200 gr azúcar
  • 100 gr azúcar moreno
  • 240 ml aceite girasol (u oliva suave)
  • 2 ctas de vainilla
  • 200 gr harina resposteria
  • 80 gr harina integral
  • 25 gr cacao puro en polvo
  • 1 cta bicarbonato
  • 2 ctas levadura
  • 1/2 cta de sal
  • 2 ctas canela
  • 1/4 cta nuez moscada
  • 1/2 cta jengibre
  • 100 gr nueces

Glaseado:

  • 270 gr chocolate de cobertura
  • 170 gr queso crema
  • 85 gr mantequilla
  • 240 gr azúcar glass
  • 4 cdas cacao puro polvo
  • 1/2 cta sal
  • 160 gr cream fraiche (nata fresca) o yogurt natural

PREPARACIÓN:
Comenzamos con el bizcocho para ello, rallamos la zanahoria muy fina y cortamos la piña en pequeños trozos y reservamos.
En un bol tamizamos las harinas con el cacao, bicarbonato, levadura, sal y las especias. Reservamos también.
Comenzamos a batir los huevos con los azúcares hasta que espumen y doble el tamaño. Luego añadimos el aceite y la vainilla. Seguimos batiendo hasta tener una mezcla homogénea.
Vamos incorporando los ingredientes secos sobre los líquidos hasta conseguir una masa bien ligada y quedando todo bien integrado. Después agregamos la zanahoria, piña y las nueces picadas. que mezclaremos bien.
Vertemos la masa sobre el o los moldes engrasados previamente e introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante 35 - 40 minutos. O cuando al pinchar la aguja salga limpia.
Dejamos unos minutos dentro del molde y pasados unos 10 minutos desmoldamos para dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. No pondremos el glaseado hasta que no esté totalmente frio.

Para preparar el glaseado comenzamos fundiendo el chocolate al baño maría o al micro y dejamos atemperar, no dejar enfriar demasiado para que no endurezca.
Mientras batimos la mantequilla que teníamos a temperatura ambiente hasta que nos quede bien blanda, le añadimos el queso crema y volvemos a batir hasta que tengamos una textura esponjosa. Vamos incorporando con cuidado el azúcar glass tamizado junto con el cacao hasta tener una mezcla uniforme y sin grumos.

Al chocolate que ya tenemos templado le añadimos la nata y batimos muy bien  hasta que quede homogéneo.
Añadimos esta mezcla de chocolate a nuestro bol con la crema y mezclamos con cuidado.

Para el montaje ponemos un bizcocho como base que cubrimos con una buena capa del glaseado de chocolate, después tapamos con el otro bizcocho que le cubrimos con más glaseado y por lo laterales.
Ahora toca hacer la decoración. Si se quiere dejar así listo, al frigo al menos una hora para que coja cuerpo (mejor más tiempo). Yo como era un tronco, utilicé la vuelta de un tenedor para hacer la forma de las vetas. Y después al frigo hasta el día siguiente que es cuando lo íbamos a consumir y antes le puse las decoraciones de fondant: los boletus, las amanitas y las hojas.


Bundt cake de mandarina (con toque de chocolate)

Por fin viernes!! que ganas tenía de que llegase este día, es de los que tengo marcado en el calendario porque esta tarde tengo la Cena anual de Canal Cocina con mis amigos y compis Blogueros Cocineros, ya os contaré porque tengo los nervios en el cuerpo, ya que el año pasado no pude asistir ya que acababa de nacer el peque, pero ya os contaré todo a la vuelta.


Ahora es también una época que me encanta, no por la lluvia que odio, si no porque es temporada de mandarinas que me encantan, de hecho mi desayuno es mi zumito de mandarina con el tazón de colacao y unas galletitas. No soy muy de naranja, creo que es por la acidez y yo soy más dulce, asi que cuando me llegaron a casa 5 kg de mandarinas gracias a Naranjas King vamos como si habian venido los reyes.
A parte de comerla a gajos (la mejor manera), y en zumo, que desayunos me he dado, quería hacer algo rico, y como estoy enamora de mis moldes nuevos de Nordic pues nada un rico bundt cake, la receta es de Lola en la cocina aunque he hecho algun toque.
Lástima no haber podido asistir al evento que el pasado 30 de octubre tuvo lugar en Madrid con Rodrigo de la Calle para aprender a hacer recetas con mandarinas, esto de vivir tan lejos.

Os dejo con la receta que en casa encantó y me voy corriendo a organizar todo no pierda el tren, buen finde para todos que el mio creo que va a ser estupendo. Y como mañana es el Dia internacional de Bundt Cake, esta es una receta más que estupenda.



INGREDIENTES:
Bizcocho:

  • 5 mandarinas (aunque depende del tamaño pueden ser 4)
  • 4 huevos
  • 425 gr harina
  • 400 gr azúcar
  • 125 gr buttermilk (100 ml leche + 20 ml zumo limón)
  • 250 ml aceite suave
  • 65 ml nata
  • 2 ctas levadura
  • 1 cta vainilla
  • 3/4 cta sal
  • Ralladura de un par de mandarinas

Glaseado de chocolate:

  • 85 gr chocolate
  • 125 ml nata 35% mg
  • 2 cdas mantequilla
  • 1 cta aroma naranja


PREPARACIÓN:

Comenzamos con el bizcocho para ello pelamos las mandarinas quitando lo máximo de blanco y las trituramos junto con la nata. Reservamos.
A parte batimos el azúcar con el aceite hasta tener una masa homogena, después se van incorporando los huevos 1 a 1 sin dejar de batir. Después se incorpora el buttermilk y la vainilla. Cuando tengamos todo bien integrado es el momento de añadir el batido de mandarina.

Vamos añadiendo los ingredientes secos que tenemos previamente tamizados en un bol y mezclamos con movimientos envolventes.
Engramos un molde y vertemos la masa, introducimos en el horno precalentado a 180º C durante 50 minutos.
Pasado el tiempo dejamos enfriar durante 10 minutos dentro del molde sobre una rejilla, y pasado ese tiempo desmolmamos para terminar de enfriar del todo sobre rejilla.

Para preparar el glaseado pornemos a hervir la nata en un cazo, en ese momento agregamos el chocolate, bajamos el fuego y dejamos un par de minutos. Apartamos ya del fuego y agregamos la mantequilla y el aroma,
Vertemos sobre el bizcocho ya frio, pero no he querido cubrirlo entero para dar un toque de chocolate y no chocolaterar el bizcocho.